Up icon v2

KASAK

Main helpup kasak voluntariado donacion ong nicaragua
KASAK es una organización sin ánimo de lucro que trabaja de manera conjunta con tres organizaciones más: Axunica, ONG fundada en Lugo en 1996 y a partir de la cual nace la experiencia de voluntariado que más tarde se materializará en la constitución de Kasak, y las fundaciones nicaragüenses Fundavi, Fundación Apostamos por la Vida, y Calli- Tanday, “casa de unión” en waslala. En el año 1986, un grupo de gallegos viajaron a Nicaragua y conocieron al pueblo nicaragüense. Nunca más se olvidaron ya de este pueblo y de sus necesidades, y desde 1996 son la asociación que ha iniciado esta camiñada, gestionando desde España fondos y voluntarios que contribuyan al desarrollo de los nicaragüenses, que está y siempre ha estado, aunque a poyado desde España, en sus manos. FUNDAVI nace en el año 2000 como organización sin ánimo de lucro. Entre sus fines y objetivos se encuentran el de “Promover proyectos socioeconómicos que permitan mejorar el nivel de vida de los pobladores y que contribuyan al desarrollo comunitario en las comunidades de Tepalón, El Tabacal, Santa Ana y los ángeles; y otras que en un futuro decida la Fundación” (como en la actualidad lo son las comunidades de Aguas Agrias, Paloquemado o Nuevo Amanecer). Calli-Tanday nace en el año 2003 como organización sin ánimo de lucro y entre sus fines se encuentra “Promover la organización y participación de los ciudadanos en todo tipo de actividad de Desarrollo Comunitario, con el objetivo de ayudar a las personas que desean mejorar la situación individual, familiar y colectiva en el entorno de Calli-Tanday como los barrios, comunidades aledañas que contribuyan al mejoramiento del país en conjunto”. Juntos formamos la “camiñada”, ese sueño y crecimiento común en el que cada día intentamos avanzar hacia una Nicaragua más justa, donde sus habitantes sean tratados como los SERES HUMANOS que son, en todos los niveles y aspectos de la vida, dentro y fuera de sus hogares, dentro y fuera de sus comunidades, dentro y fuera de su país. Porque en definitiva ése es nuestro camino: el camino de la justicia y del aprendizaje, de la cooperación y el respeto, de la ayuda, nunca condescendiente ni vertical, al que nos necesita.