marketing voluntariado corporativo
Ongs Voluntariado Corporativo

Marketing para Voluntariado Corporativo. Cómo exponer tu discurso para hacer que tu Jornada brille.

By

Si queremos diseñar una Jornada de Voluntariado Corporativo exitosa tenemos que tener muy claro que nuestro público objetivo son empresas. Como hemos apuntado en apartados anteriores, tienen como fin último la rentabilidad empresarial. Por ello, la perspectiva que debemos abordar a la hora de diseñar, describir y organizar nuestra Jornada debe ser desde el aporte de valor a la empresa. En términos de beneficio social y desarrollo personal de los trabajadores, mostrando que al realizar este tipo de jornadas los empleados desarrollan una serie de habilidades que tendrán beneficios directos en el desarrollo de su trabajo y, por tanto, en el desarrollo de la compañía.

Una de las cuestiones más difíciles de resolver que surge en este punto es ¿Cuánto debemos ajustar nuestra actividad a las necesidades de la empresa? ¿Debemos plantear algo muy abstracto y moldeable a las necesidades de cada una o debe ser una actividad muy definida y específica que no permita variaciones?

En este caso no existe una respuesta única. Cada ONG plantea sus voluntariados corporativos de una forma más o menos moldeable según los colectivos o causas a tratar. Ciertos casos, ofrecen un abanico de posibilidades más amplio que otros, y esto debemos no solo saber identificarlo, sino comunicarlo.

La comunicación es clave para el éxito de una propuesta. Una actividad bien definida, que tenga claro el impacto que quiere generar, no solo en los trabajadores sino también en la comunidad, tendrá más posibilidad de éxito que una actividad genérica, sin beneficiarios u objetivos específicos.

A continuación, os dejamos una serie de recomendaciones para que tu Voluntariado Corporativo sea TOP:

 

Antes de la actividad

Define bien tu estrategia. ¿Por qué vas a organizar esta Jornada? No debes pensar que es simplemente una forma de “autofinanciarte”. Debemos partir de la base de que estamos contribuyendo a generar espacios de trabajo con personas sensibilizadas y concienciadas; estamos invitándolos a ser actores activos de esta sociedad. Evita hacer de esto un negocio.

Tu objetivo es otro.

Decide que tono quieres utilizar. ¿Lo mejor? Un tono cordial, amigable pero concreto. Llama a la empatía, utiliza el stoytelling; qué va a pasar, quiénes van a ser los protagonistas, qué experiencia se va a vivir.

UN GRAN DISEÑO, UNA GRAN ACTIVIDAD

Descripción. Define bien porqué tu Jornada de Voluntariado Corporativo puede ayudar a la empresa, qué soft skills van a desarrollar los trabajadores y cómo. No entres a describir la actividad en profundidad, eso ya lo harás, simplemente da una pincelada. Aquí, debes aportar valor, convencer a la empresa de que tu jornada tiene un impacto real y de que los beneficios son directos. Deja claro que el voluntario saldrá con buen sabor de boca y que sentirá que ¡merece la pena dejar el puesto de trabajo para echar una mano!

Material gráfico. Recuerda que una imagen vale más que mil palabras. Lo visual cuenta triple, así que…elije una fotografía que refleje verdaderamente como será la actividad. Olvídate de fotos artísticas, lo importante es que tengan calidad y que cree un efecto espejo de lo que será la jornada. Las fotografías activas funcionan mejor.

Objetivos. Piensa bien que pretendes conseguir con esta jornada y se transparente sobre ello. Una buena práctica es dividirlos en objetivos específicos y generales. Eso te ayudará a aportar una visión global de los objetivos de tu organización.

Actividad.  Las actividades bien definidas son las que mejor funcionan, aunque después puedas adaptar determinados aspectos según la empresa. Desarrolla la actividad parte por parte, añade horarios, duración, fechas, lugar, (si es en la sede de la ONG, al aire libre, en la sede de la empresa, etc.)

Si vas a decir que tu actividad puede ajustarse según las necesidades de la empresa, asegúrate de que expresas bien en qué cosas se puede adaptar y en qué cosas no. Cuantas menos cosas dejes sin explicar mejor.

ODS. Identifica bien en que ODS impacta tu actividad. Las empresas dan prioridad a Los Objetivos de Desarrollo Sostenible a la hora de gestionar todo lo relacionado con su responsabilidad social. Estudia bien tu actividad y se honesto. Es mejor decir que impactas solo en uno a conciencia, que decir que impactas en varios sin conocerlos bien y equivocarte. En la página de Naciones Unidas puedes consultar las metas de cada objetivo; eso te ayudara a identificarlos correctamente.

Beneficiarios. Define bien a los beneficiarios de la actividad, tanto directos como indirectos. Si sabes el número concreto de beneficiarios directos por voluntario, inclúyelo.

No olvides que los propios trabajadores y la empresa también son beneficiarios indirectos. Esto debes plantearlo como un valor añadido, pero los beneficiarios deben ser otros ya que están haciendo un “voluntariado”.

Voluntarios máximos y mínimos. Nadie mejor que tu conoce las limitaciones de tu ONG. Por eso debes saber cuantos voluntarios por actividad puedes abarcar para que todos se lleven la mejor experiencia posible.

 

Después de la actividad

No olvides proporcionar un buen reporte de la actividad en el que incluyas: número de beneficiarios, softskills desarrolladas, número de voluntarios (mujeres y hombres), horas de la Jornada, participantes, puntuación, ODS impactados, etc.

 

También te puede interesar

Publicar comentario

Tu dirección de correo no será publicada.