HelpUP ODS RSC

RSC y ODS, ¿Entiende la empresa privada su papel en el cumplimiento de la Agenda 2030?

By

Si nos preguntamos cómo puede la empresa privada contribuir al cumplimiento de la Agenda 2030 y los ODS, rápidamente se nos viene a la cabeza una respuesta: a través de sus políticas de responsabilidad social.

La Responsabilidad Social Corporativa sigue creciendo exponencialmente desde que, en los años 60, se empezó a considerar como parte fundamental de la empresa. Pero ¿Cuál es el verdadero propósito de la RSC? ¿Hasta dónde debe llegar el compromiso de las empresas con la sociedad el planeta? Pues bien, lo cierto es que cada vez podemos hacer más y mejor. Con este planteamiento se concluyó la importancia de la empresa privada en la Agenda 2030.

Lo primero que tenemos que preguntarnos es, qué es realmente la RSC.  A grandes rasgos podríamos definirla como “el compromiso de las empresas de actuar de forma responsable, haciendo que su actividad sea respetuosa con las personas y el planeta” 

Si lo que queremos es alcanzar un mundo más justo y sostenible debemos tener claro que solo podremos conseguirlo si todos los actores colaboramos conjuntamente, asumiendo nuestro rol para poder afrontar los retos de nuestra era de la forma más óptima posible. Naciones Unidas supo ver la necesidad de esta colaboración cuando, en 2015, creó la Agenda 2030 y anunció 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La agenda 2030, el papel de la empresa privada

La Agenda 2030 es un plan ambicioso de acción, que plantea 17 objetivos para alcanzar en los próximos 15 años. Los ODS hacen referencia a cinco áreas: personas, planeta, prosperidad, paz, y alianzas necesarias para alcanzarlos. Ya hemos consumido 4 de esos años y, aunque se han hecho ciertos progresos, queda mucho por hacer si queremos que 2030 sea un año de celebración global.

Esta alianza mundial responde al convencimiento de que los estados para ser prósperos necesitan la colaboración  y el fortalecimiento del sector privado. A su vez, las empresas solo pueden adquirir beneficios sostenibles a largo plazo si desarrollan su actividad en una sociedad sostenible. Por eso, deben procurar que el sistema en el que operan sea respetuoso con las personas, las comunidades y el planeta.

Así lo expreso BA-Kimoon, ex Secretario General de Naciones unidas en la Cumbre del Pacto Mundial de 2015. “Las empresas no pueden ser exitosas en sociedades que fracasan” Por lo que su relevancia e interés en la consecución del desarrollo sostenible, y por tanto su participación activa en la Agenda 2030, queda justificado.

Pero ¿Cómo debe colaborar una empresa con la Agenda 2030? Pues bien, la mejor forma de hacerlo es integrando los ODS en su estrategia de RSC. Los ODS están cada vez más presentes en el discurso diario empresarial. Sin embargo, estudios como el publicado por pwc, From promise to reality: Does business really care about the SDG, muestran que es necesario pasar del dicho al hecho. El 72% de las empresas estudiadas en el informe mencionan los ODS en sus reportes anuales de sostenibilidad. Sin embargo, solo el 50% tiene identificados sus ODS prioritarios y el 21% los contempla en su estrategia empresarial.

Quieres nuestro descargable gratuito con los 5 pasos fundamentales para alinear tu estrategia de RSC con los ODS

O descárgalo clicando en la imagen

 

También te puede interesar

Publicar comentario

Tu dirección de correo no será publicada.