1. Inicio
  2. Fundación Padre Arrupe
  3. Becas educativas. Un oasis de paz en un entorno de violencia

Becas educativas. Un oasis de paz en un entorno de violencia

ESPAÑA

Apoya con UPs este proyecto

Recibiendo UPs
0%
5 UPs /28.000 UPs

Presupuesto del proyecto:
7.000€

Impacta en los siguientes ODS:

Descripción del proyecto

El Salvador es un país con graves problemas socioeconómicos y unos índices de violencia altísimos. En 2015 fue considerado el país en paz más peligroso del mundo y en 2017 once personas al día fueron asesinadas. Las maras o pandillas urbanas vertebran el país. Dedicadas a la extorsión, al tráfico de personas y a la droga, su presencia impide a la población local vivir en libertad.

En este escenario, en el que la infancia y la adolescencia está en peligro constante de violencia y pobreza y en el que el sistema educativo público es deficitario, es donde el Colegio Español Padre Arrupe educa a 1500 niños y niñas en riesgo de exclusión social y una clínica en la que atiende a unos 60.000 pacientes al año. Todo se ejecuta mediante gestión directa, sin intermediarios y además, siendo el único colegio privado que beca al cien por cien de sus alumnos.

Beneficiarios
1500

niños y niñas en riesgo de exclusión social del distrito de Soyapango y Ciudad Delgado, segundo distrito más violento y deprimido de El Salvador, según fuentes oficiales del propio gobierno.

Objetivos

Con el objetivo de darle a los niños salvadoreños una oportunidad real para competir en igualdad de condiciones en el futuro y tener una vida plena libre de violencia y pobreza, en el Colegio Español Padre Arrupe becamos al cien por cien de nuestros alumnos. Son niños provenientes del violento distrito de Soyapango que sin esta beca no tendrían la capacidad económica de recibir una educación de calidad.

El Colegio Español Padre Arrupe tiene un sistema educativo basado en la excelencia académica, ofrece seguridad en un entorno de violencia y educa en las artes para la potenciación de la paz y la autoestima. Al estar homologado por el Ministerio de Educación de España, los alumnos se gradúan como bachilleres salvadoreños y españoles.

Los resultados nos avalan. Estos niños en riesgo de exclusión social acaban obteniendo resultados brillantes y ganando Olimpiadas Mundiales. Es por ello por lo que pedimos que nos ayudes a becar y dar un futuro mejor a muchos más niños de Soyapango.

Actividades

Cada año, aproximadamente 1.500 alumnos (unas 820 niñas y unos 650 niños) forjan su futuro en el Colegio Padre Arrupe, recibiendo una educación basada en la excelencia académica y en la entrega humana a los demás. Además, desde los 4 a los 18 años estudian teatro, educación plástica y música. Estas disciplinas artísticas son instrumentos para la potenciación de la paz, la autoestima y las habilidades sociales. Gracias al arte, consiguen expresar las penurias que sufren fuera de las clases.

Ofrecemos seguridad en un entorno de violencia. Las escuelas públicas salvadoreñas tienen una jornada de tan sólo 4 horas diarias. Nuestro colegio abre de 6:30 a 17:00. En un país en el que las calles son sinónimo de violencia y en el que los niños no pueden jugar en los parques, poder permanecer en la paz y tranquilidad de nuestro centro de estudios se convierte en un importantísimo valor añadido para las familias beneficiarias.

Descripción
Beneficiarios
Objetivos
Actividades
Madrid | España
Descripción del proyecto

El Salvador es un país con graves problemas socioeconómicos y unos índices de violencia altísimos. En 2015 fue considerado el país en paz más peligroso del mundo y en 2017 once personas al día fueron asesinadas. Las maras o pandillas urbanas vertebran el país. Dedicadas a la extorsión, al tráfico de personas y a la droga, su presencia impide a la población local vivir en libertad.

En este escenario, en el que la infancia y la adolescencia está en peligro constante de violencia y pobreza y en el que el sistema educativo público es deficitario, es donde el Colegio Español Padre Arrupe educa a 1500 niños y niñas en riesgo de exclusión social y una clínica en la que atiende a unos 60.000 pacientes al año. Todo se ejecuta mediante gestión directa, sin intermediarios y además, siendo el único colegio privado que beca al cien por cien de sus alumnos.

Beneficiarios
1500

niños y niñas en riesgo de exclusión social del distrito de Soyapango y Ciudad Delgado, segundo distrito más violento y deprimido de El Salvador, según fuentes oficiales del propio gobierno.

Objetivos

Con el objetivo de darle a los niños salvadoreños una oportunidad real para competir en igualdad de condiciones en el futuro y tener una vida plena libre de violencia y pobreza, en el Colegio Español Padre Arrupe becamos al cien por cien de nuestros alumnos. Son niños provenientes del violento distrito de Soyapango que sin esta beca no tendrían la capacidad económica de recibir una educación de calidad.

El Colegio Español Padre Arrupe tiene un sistema educativo basado en la excelencia académica, ofrece seguridad en un entorno de violencia y educa en las artes para la potenciación de la paz y la autoestima. Al estar homologado por el Ministerio de Educación de España, los alumnos se gradúan como bachilleres salvadoreños y españoles.

Los resultados nos avalan. Estos niños en riesgo de exclusión social acaban obteniendo resultados brillantes y ganando Olimpiadas Mundiales. Es por ello por lo que pedimos que nos ayudes a becar y dar un futuro mejor a muchos más niños de Soyapango.

Actividades

Cada año, aproximadamente 1.500 alumnos (unas 820 niñas y unos 650 niños) forjan su futuro en el Colegio Padre Arrupe, recibiendo una educación basada en la excelencia académica y en la entrega humana a los demás. Además, desde los 4 a los 18 años estudian teatro, educación plástica y música. Estas disciplinas artísticas son instrumentos para la potenciación de la paz, la autoestima y las habilidades sociales. Gracias al arte, consiguen expresar las penurias que sufren fuera de las clases.

Ofrecemos seguridad en un entorno de violencia. Las escuelas públicas salvadoreñas tienen una jornada de tan sólo 4 horas diarias. Nuestro colegio abre de 6:30 a 17:00. En un país en el que las calles son sinónimo de violencia y en el que los niños no pueden jugar en los parques, poder permanecer en la paz y tranquilidad de nuestro centro de estudios se convierte en un importantísimo valor añadido para las familias beneficiarias.

Descripción
Beneficiarios
Objetivos
Actividades