Up icon 01

Asistencia en los centros de infancia de la Fundación Natzaret

Main voluntariado mallorca gooding

Gooding

España / Infancia

Comparte y haz realidad este proyecto

Debido a las situaciones de dificultad que pueden sufrir los menores de edad, el Estado procura una serie de centros donde se ofrece vivienda, manutención y formación a niños en situaciones de desamparo.

Debido a las situaciones de dificultad que pueden sufrir los menores de edad, el Estado procura una serie de centros donde se ofrece vivienda, manutención y formación a niños en situaciones de desamparo. Se trata de lugares destinados a niños que se encuentran en situación de orfandad, o a cuyos padres les han retirado la custodia o a los que sus padres, por incapacidad de algún tipo, se han visto necesitados de la ayuda especializada. Muy lejos quedan los viejos clichés de centros de menores al estilo de orfanatos, sino que se trata de centros abiertos donde los niños van a colegios de la ciudad, disponen de una vida y amistades fuera de los centros, pero cuya casa y asistencia dependen del Estado.

La Fundación Natzaret es uno de estos centros tutelados por el Estado y dependientes del Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS). Natzaret asiste a unos 45 niños entre sus centros de Palma y Manacor, y dispone de diferentes programas de asistencia en función de la edad de los niños. Llar de Llevant (de 3 a 13 años), Quart Creixent (de 6 a 14 años), Pista d’Aterratge (de 15 a 18 años), Per un Futur (de 15 a 18 años), y Casal del Jove (de 18 a 21 años). Éste último dependiente exclusivamente de la Fundación Natzaret y que recoge a aquellos jóvenes tutelados en algún momento por la propia fundación, pero que se considera que su proceso madurativo no ha finalizado, en aras de llegar a su total autonomía.

Concretamente, la Fundación Natzaret recibe niños en edades comprendidas entre los 3 y los 18 años, edad límite para participar en esta clase de programas. Se suele tratar de niños que ya han pasado por otros centros y familias de acogida pero que no han acabado de encajar y se les ha procurado otro centro, el de Natzaret. Es decir, se suele decir que éste es el último lugar donde recalan antes de pasar a la vida adulta, a los 18 años. Por su trayectoria hablamos de niños que merecen una atención más especial que es la que realiza el equipo del centro, pero donde la labor externa de voluntarios tiene cabida.

Acción propuesta Gooding propone un acercamiento a los niños de Natzaret a través de la organización de actividades lúdicas, salidas y excursiones, talleres o clases de repaso. Todo ello con un doble objetivo: 1. Desarrollar relaciones de confianza entre los niños y los voluntarios de Natzaret de forma similar a la que existiría entre hermanos. Es decir, el voluntario viene a jugar el papel de hermano mayor. 2. Ayudar a los niños a conocer una realidad distinta a la que viven dentro del centro o en sus colegios y, demostrar que personas como ellos, jóvenes, son capaces de ofrecer ayuda sin demandar nada a cambio. Una realidad que les puede resultar chocante cuando muchos de ellos provienen de familias desestructuradas, con problemas graves o se encuentran en situación de orfandad.

Público objetivo En general, todos los niños a los que asiste la Fundación Natzaret. Se trata de niños entre los 3 y los 18 años, de los centros de Palma y Manacor. En total, 45 niños.

0 Comentarios

Deja un comentario

Iniciar sesiónRegístrate